Show simple item record

dc.contributor.advisorPrado López, Pamelaes
dc.contributor.authorMartínez Rojas, Juliaes
dc.contributor.editorFacultad de Ciencias Jurídicases
dc.contributor.editorEscuela de Derechoes
dc.date.accessioned2013-03-05T20:10:13Zes
dc.date.accessioned2016-07-26T19:45:14Z
dc.date.available2013-03-05T20:10:13Zes
dc.date.available2016-07-26T19:45:14Z
dc.date.issued2007es
dc.identifier.urihttp://repositorio.unab.cl/xmlui/handle/ria/1261
dc.descriptionTesis (Licenciado en Ciencias Jurídicas)es
dc.description.abstractEn el marco del derecho del trabajo, la doctrina y jurisprudencia se ha preocupado y manifestado mayoritariamente en razón a las cuestiones suscitadas en relación a los conflictos de carácter patrimonial entre los empleadores y trabajadores, o bien entre estos últimos. Sin embargo, sabemos que en el seno del derecho del trabajo, y en virtud del contrato individual de trabajo se generan relaciones laborales entre las personas que prácticamente conviven en torno a una empresa. Es por esto que los conflictos de orden extrapatrimonial han comenzado ha surgir incesantemente en nuestros tribunales, razón por la cual la doctrina ha creado distintos principios tendientes a lograr el debido respeto y seguridad para los asalariados. El principio fundamental en esta materia es el denominado Principio de Ciudadanía de la Empresa, en virtud del cual, el empleador se encontraría obligado a respetar los derechos fundamentales de cada trabajador que labora dentro de su esfera de potestades, derechos que no debiesen ser vulnerados por el sólo hecho de existir el vínculo de subordinación y dependencia entre las partes. Sabemos que este elemento fundamental del contrato de trabajo generaría una situación de carácter contraria, ya que por un lado los trabajadores deben obediencia y lealtad para con su empleador; pero por otro, este último debe respetar los derechos humanos de sus asalariados, razón por la cual estamos contestes de que constituiría un límite explícito para la obligación que mantienen los trabajadores en orden al deber de obediencia y lealtad antes enunciado. Sin embargo, a pesar de existir este límite, se comenzó a percibir que en torno a las relaciones laborales se generaban ciertas situaciones en las cuales se veían menoscabados los derechos fundamentales de los trabajadores, con la única finalidad de lograr el hostigamiento de ellos y de esta manera propender a su renuncia evitando consecuencialmente el pago de las indemnizaciones correspondientes. Este fenómeno comenzó a ser estudiado por el siquiatra Paul Heinemann en 1972 quien escribió un libro acerca de la violencia de grupo entre los niños, pero más tarde en la década de los ochenta, Heinz Leymann introdujo el concepto de mobbing para describir acosos severos en las organizaciones.es
dc.language.isoeses
dc.publisherUniversidad Andrés Belloes
dc.relation.ispartofseriesClasificación: 340 M385cd 2007es
dc.subjectAcoso Morales
dc.titleEl Acoso Moral Laborales
dc.typeTesises


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record